Norma IFS de los alimentos.


Extracto de la Guía para la Aplicación de La Norma UNE-EN-ISO 22000
Autor: Instituto de Formación Integral. 

NORMA INTERNATIONAL FOOD STANDARD (IFS).

Es el equivalente a BRC (BRITISH RETAIL CONSORTIUM)  pero para las cadenas de distribución francesas y alemanas. Además están comenzando a tener una cierta expansión en Italia y España, por el efecto de las multinacionales de alimentación.




Los requisitos de esta norma se distribuyen en los siguientes apartados:

– Gestión de los Sistemas de Calidad. Aquí se incluye lo relativo a los requisitos sobre el Manual de Calidad, Documentación y Registros, el Sistema APPCC, los equipos y los métodos de análisis.

– Responsabilidad de la Dirección, con los requisitos referidos a los cometidos de la Alta Dirección, como son su implicación, la revisión por la dirección, el enfoque del cliente, etc.

– Gestión de Recursos, con lo referido al personal, abarcando áreas como higiene, reconocimientos médicos y servicios.

– Elaboración de productos. Es el apartado más amplio y complejo pues contempla aspectos como:

  • Especificaciones de producto.
  • Entorno de la empresa.
  • Mantenimiento de instalaciones y equipos.
  • Trazabilidad.
  • Control de Plagas.
  • Organismos Modificados Genéticamente.
  • Alergenos.

– Medición, Análisis y Mejora, con los requisitos para las auditorías internas, los controles durante la producción, al análisis de producto y las acciones correctoras.

Analizando en más profundidad los requisitos veríamos que, básicamente, aunque cambie el orden y los apartados, los puntos a desarrollar son los mismos que los de la norma BRC.

IFS certifica las mismas actividades que BRC. No se puede aplicar a organizaciones multisedes, siendo necesaria la certificación en cada sede.

La trazabilidad es obligatoria, pudiendo hacerse simulacros de retirada de producto y calculando los costes de la operación.

Exige los análisis de alergenos en el producto a certificar.

Tiene que comprobarse que la formación de los trabajadores ha sido asimilada y puesta en práctica.

La norma IFS también tiene dos niveles posibles de certificación: Básico y Alto.

Su frecuencia de auditorías es entre seis y doce meses, a cargo de auditores que han tenido que pasar unos exámenes oficiales en la central IFS. Además solamente pueden auditar aquellos sectores para los cuales han sido examinados y autorizados.

El método de puntuación es ligeramente diferente a la norma BRC, pero una diferencia apreciable para la certificación es que no vale solamente con presentar un plan de acciones correctoras a las no conformidades detectadas en la auditoría, sino que tienen que ser refrendadas por una nueva auditoría obligatoria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *